Reparando las goteras

Sin duda el tejado es una parte importante de todo inmueble y cuando aparecen esas molestas goteras es un llamado de atención para que tomemos cartas en el asunto. El mantenimiento del techo de nuestro hogar va a prevenir la aparición de goteras y a la larga ahorraremos tiempo y dinero en reparaciones mayores.

Lo primero que debes tener en cuenta es la ubicación de las filtraciones en el tejado, es recomendable hacer esta tarea un día de lluvia con el fin de poder apreciar más fácil las goteras, marca la parte inferior del techo para saber dónde se encuentra.

Una vez localizada se debe secar toda la humedad de la parte inferior del tejado y esperar que la parte superior esté lo bastante seca para poder subir y comenzar a reparar la gotera, teniendo la precaución de no afectar otra parte del techo al subir a esta para reparar la zona afectada.

Ya seco el tejado, lo ideal es cerciorarse  del tamaño de las grietas, si son pequeñas con un poco de cemento plástico podría bastar, por el contrario si la ranura es lo bastante grande podrías necesitar hacer un trabajo extra de impermeabilización de la superficie para lograr mejores resultados.

De ser el caso, debes colocar una capa de solución impermeabilizante, esto ayudará con las goteras y posteriormente un manto asfaltico puede ser de gran ayuda. Para que el trabajo quede mejor terminado y sea efectivo, es necesario que cambies las tejas que se encuentren en mal estado.

Revisa canales de desagüe

Una vez lista la reparación del tejado, es importante revisar detenidamente las canales de desagüe de nuestro techo, estas tienen la función de recoger el agua de lluvia, además de evitar salpicaduras en los laterales de la edificación,  si una se encontrara obstruida, daría pie a nuevas goteras. Existen dos tipos de canales, las de tipo cornisa y las semicirculares ambas por lo general hechas en aluminio.

Aunque parezca una tarea engorrosa, es vital para un buen funcionamiento de las canales hacer una profunda revisión de ellas, sobre todo antes que inicien las lluvias, de esta manera evitaremos atascos en estos sistemas de desagüe cuando llueva, así como malos olores y humedad en el tejado.

Si las canales están obstruidas revisa los “codos” de las mismas, estas piezas se localizan en las esquinas del tejado y en la conexión con el bajante de agua, retira el material que tapa el paso de agua para que funciones bien. Por el contrario si la falla no se encuentra ahí se debe revisar el tubo bajante a lo mejor te lleves una sorpresa.

Para evitar la aparición de nuevas obstrucciones en las canales, lo ideal es colocar rejillas que impidan el paso de desechos a las canales, con esa acción lograrás que el agua fluya de manera efectiva y sin contratiempos.

Por último recuerda que la revisión periódica del tejado y sus respectivas canales son la mejor medida de prevención, así tendrás un techo libre de goteras y te evitaras dolores de cabeza. Mas información en: Commercial Build Outs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies