Biodiseño, innovación para la preservación ambiental

La naturaleza ha sido una fuente de inspiración para seres humanos, sobre todo para científicos que se aplican en la observación de sus propiedades y movimientos, por ende, se han producido notorias innovaciones tecnológicas que han marcado el desarrollo de la historia humana. 

Cabe destacar, que el mundo se inspiró y giró en torno a la naturaleza, así nació el biodiseño, más allá de imitar los colores y formas de la naturaleza, se pretende replicar los procesos orgánicos para ser eficiente y sustentable.

Su objetivo principal es el aumento de utilidad de los objetos, mejorar su funcionalidad, ayudando así a la conservación de recursos. También reconoce el poder y la utilidad de los organismos y su interacción con la naturaleza.

Existe una nueva generación de diseñadores y científicos que buscan inspirarse en el reino animal y el vegetal para el desarrollo de innovaciones humanas, tales como, paneles solares inspirados en las alas de las mariposas, hilo irrompible que imita la tela de araña, edificios sustentables que copien la lógica de los nidos de termitas.

En tiempos de crisis ambiental, la solución a muchos de nuestros problemas está surgiendo de la naturaleza, gracias a científicos que quieren llevar este método a nuestro día a día 

Metas del biodiseño

El biodiseño va de la mano con un cambio en la mentalidad de consumo de las personas, lo habitual es pensar que todo objeto es desechable. Pero con el biodiseño se crean objetos con características inigualables, con el fin de ser cuidados y reutilizados.

Este nuevo enfoque unifica la naturaleza y la actividad humana beneficiándolos a ambos. Aunque implique procesos más complejos, el biodiseño es de gran importancia para evitar la crisis climática actual, convirtiendo la biología en una herramienta para lograr la supervivencia entre el ser humano y la naturaleza.